¿Qué es el dolor?

En este post vamos a hablar sobre el dolor.  En primer lugar vamos a intentar definirlo. Según Merskey & Bogduk se trata de una experiencia desagradable sensitiva y emocional asociada a un daño real o potencial de los tejidos, o descrita en términos de dicho daño. Para C. Wolf sería un mecanismo protector fisiológico clave que advierte de una lesión tisular inminente, e incluye reflejos motores y autónomos, además de la sensación desagradable que llamamos dolor. Por su parte, Lorimer Moseley lo describe como una respuesta cerebral desagradable, proyectada sobre el cuerpo virtual, en base a toda la información disponible cuando considera que hay una amenaza, y que implica una acción. Todos coinciden en que tiene que haber una experiencia negativa, si no es desagradable no hay dolor. Tenemos 4 tipos de dolor: nociceptivo, isquémico, inflamatorio y disfuncional. Vamos a resumir sus principales características: Dolor nociceptivo: Existe una relación estímulo-respuesta. Los AINES son efectivos por lo general. Tienen una distribución coherente. Su curación se produce según los mecanismos de tejidos. Localizado a la palpación. Realiza movimientos o adopta posturas antálgicos. Dolor isquémico: Aparece cuando adoptamos posturas mantenidas/inusuales. Se produce alivio con cambios de postura. Existe relación con carga de trabajo. No responde a AINES. No se asocia a un trauma evidente. Se trata de un dolor difuso. Dolor inflamatorio: Produce calor, rubor, dolor y edema. Asociado a lesión aguda. Relación íntima entre estímulo-dolor. Ritmo circadiano: dolor y rigidez AM. Inflamación neurógena. Responde bien a AINES. Hiperalgesia secundaria. Dolor disfuncional: Se mantiene tras curación de tejidos. No existe relación estímulo-respuesta. Se produce por sumación de estímulos en el tiempo. Respuestas...

Actividad física y tiroides

Las enfermedades tiroideas se detectan con una frecuencia cada vez mayor en todo el mundo, sobretodo en las mujeres. Cuando se detecta un problema de tiroides, es común que las personas afectadas sufran cambios de peso involuntarios, debilidad, cansancio y otras alteraciones que disminuyan su capacidad para ejercitarse. Aunque estés acostumbrado a realizar actividad física, es posible que en el caso de tener una alteración tiroidea, el rendimiento físico no sea el mismo o incluso pueda sentirse mal si se excede en la rutina de ejercicio. Tipos de tiroides     Hipotiroidismo: el nivel de la hormona tiroidea es bajo y como el metabolismo funciona lentamente, esto hace que se incremente de peso. El hipotiroidismo disminuye la temperatura corporal, la fuerza y la frecuencia cardíaca. Por tanto, la persona que lo padezca se sentirá cansada, fatigada y con problemas de recuperación tras hacer deporte.     Hipertiroidismo: el nivel de la hormona tiroidea es alto y por ello, quienes lo padezcan de tendrán un incremento en su frecuencia cardíaca, aumento de temperatura corporal, exceso de sudoración y taquicardias. A la hora de hacer ejercicio, se aconseja practicar de manera leve y dejar de lado las actividades aeróbicas intensas. Recomendaciones Quienes se vean afectados por el hipotiroidismo y el hipertiroidismo, deberían continuar realizando ejercicios aeróbicos moderados para obtener sus beneficios. El paciente con hipotiroidismo al hacer ejercicio disminuiría la sensación de hambre gracias a la segregación de una hormona denominada serotonina. El tipo de ejercicio que se recomienda es el aeróbico, como caminar, ciclismo, correr, natación, a una intensidad moderada, en un tiempo de 30 a 40 minutos 5 veces por semana....

¿Afecta nuestro estado de ánimo en la salud?

Nuestro estilo de vida y forma de ver las cosas nos afecta, y mucho, en nuestra salud. Todas y cada una de las funciones básicas del organismo van a ejercer una influencia en tu estado de ánimo, y a la inversa. Todo lo que beneficie a tu estado emocional, beneficiará el físico, y todo lo que beneficie a tu estado físico lo agradecerá tu estado emocional. Para que veáis la interconexión que existe entre mente-cuerpo, ya se conoce que nuestro sistema digestivo afecta a los niveles de una hormona llamada serotonina, que regula nuestro estado de ánimo. Un nivel de estrés o exigencia máxima en el trabajo, o vida personal, hace que fabriquemos mayor cantidad de adrenalina, y ésta a su vez, provoca un aumento de pulsaciones y, por consiguiente, de la presión sanguínea. Estudios recientes en medicina preventiva, han demostrado que personas con mucho estrés son más vulnerables a padecer enfermedades como el cáncer. Ojo, no que el estrés provoque dicha enfermedad o cualquiera de los problemas nombrados anteriormente, si no que es un gran contribuyente o facilitador de provocar ciertos problemas de salud. Para que se de un cáncer o cualquier otro tipo de trastorno similar, se tienen que dar cúmulo de muchas circunstancias, es multifactorial. Pero, si bien es cierto, que el estrés y el tipo de vida que llevamos nos lleva a la aparición, cada vez con más frecuencia, de enfermedades cardiovasculares, problemas digestivos, desarreglos hormonales y cáncer, entre otros. Un estrés continuado en la vida cotidiana, gasta glucosa como moneda de intercambio rápida y eficaz, si no comemos adecuadamente (porque no tenemos tiempo para...

Entrenamiento Funcional

El entrenamiento funcional se ha puesto de moda en deportistas de élite y deportistas amateurs. Todos ellos hablan de sus magníficos resultados, pero ¿qué es realmente el entrenamiento funcional? El entrenamiento funcional debe integrar todos los aspectos del movimiento humano, basándose en la fuerza funcional, la cual es la fuerza que involucra todo el cuerpo y no solo un musculo aislado. Se trata de entrenar el cuerpo para las actividades de la vida cotidiana o para el deporte. De este modo limita el uso tradicional de las maquinas de los gimnasios, ya que estos llevan un solo rango de movimiento. Este tipo de entrenamiento te permite convertir las clases tradicionales en sesiones dinámicas, efectivas y entretenidas, utilizando diferentes tipos de materiales en una misma sesión. Cualquier persona puede entrenar funcionalmente de acuerdo con sus necesidades y objetivos. De lo que se trata es de poder utilizar los movimientos de la vida diaria adaptados a un programa planificado de entrenamiento. Objetivos de la fuerza funcional – Mejora de las cualidades físicas para luego transferirlo a la practica deportiva o vida cotidiana – Mejora la fuerza funcional general – Mejora la movilidad general, tanto articular como muscular – Mayor gasto calórico al ser en movimiento – Mejora en los factores neuronales y de coordinación, intramuscular e intermuscular – Predomina la utilización de ejercicios multiarticulares -Es divertido,  porque utiliza distintos materiales y movimientos  que colaboran al entrenamiento lúdico y se puede realizar en grupo favoreciendo así la integración entre los participantes – Prevencion de lesiones ¿A quién va destinado? Va destinado a cualquier persona sea cual sea su práctica deportiva e incluso...

Esteatosis hepática o hígado graso

A través del hígado filtramos todos los nutrientes necesarios para mantener nuestra salud. Allí se crean metabolitos intermedios para acabar de pasar al intestino y finalizar la digestión. Es por este motivo, que es muy importante cuidar nuestros hábitos culinarios. Las causas que pueden provocar una esteatosis hepática son: – diabetes – obesidad – trastornos metabólicos  como triglicéridos altos, LDL elevado, etc. – dieta rica en grasas (bollería industrial por ejemplo) – alcohol – componente genético. Algunas personas llevan un estilo de vida saludable y tienen hígado graso debido a la mutación de un gen que regula el metabolismo lipídico. En los últimos años se han disparado la prevalencia, incluso en la población infantil encontramos casos, por lo que es muy importante la educación alimentaria para la salud del futuro adulto. Actualmente la prevalencia es de un 20-30%, lo que supone que 1 de cada 5 españoles lo padece.  ¿Cómo sabemos si padecemos esteatosis hepática? Suele ser una enfermedad «silenciosa», es decir, que aparentemente no notas nada raro en tu vida diaria. Lo ideal es que llevemos un control analítico anual o cada 2 años máximo para conocer nuestro estado de salud general. En el caso de que aparezcan transaminasas altas (GOT, GPT, LDH) y algún que otro trastorno metabólico (RCC, relación cintura – cadera elevada; colesterol y/o triglicéridos altos, hipertensión, glucosa alta…) aconsejable realizar una ecografía hepática y llevar a cabo las directrices marcadas por el médico.  ¿Qué consecuencias nos puede acarrear tener hígado graso? Un porcentaje muy pequeño, por debajo del 5% desarrollan cirrosis y otro tipo de enfermedades más graves, en torno 2% como cáncer o...

Fisioterapia y movimiento

Vamos a explicar la estrecha relación entre Fisioterapia y Movimiento y que parece que en ciertos ámbitos de nuestra profesión se ha perdido provocando un desconocimiento de las áreas de trabajo que nos pertenecen por derecho. Como definió La Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1958, la fisioterapia es «la ciencia del tratamiento a través de: medios físicos, ejercicio terapéutico, masoterapia y electroterapia. En la mayoría de patologías la aparición de síntomas se produce porque los patrones de movimiento están alterados, incluso antes de que el movimiento articular resultara doloroso o se encontrara restringido. La función del fisioterapeuta sería detectar estos patrones, tratarlos y dar herramientas al paciente para tener auto-control del problema que padece y así corregirlo. El movimiento es un sistema compuesto de varios elementos: –          Elementos de base:  Sistema muscular y esquelético. –          Elemento modulador: Sistema nervioso. –          Elemento biomecánico: Interactuación de todos los sistemas. –          Elemento de sostén: sistemas cardíaco, pulmonar y metabólico. Identificar los cambios secundarios de cada sistema es tan importante como entender el efecto patológico de un integrante del sistema. Los movimientos repetitivos y las posturas mantenidas afectan al tejido músculo-esquelético y neurológico. La función óptima del sistema de movimiento se conserva cuando hay un movimiento regular y variedad en la dirección del movimiento de las distintas articulaciones. Por ejemplo, no debe mantenerse la misma postura durante más de una hora. 20 minutos en una posición de flexión permanente puede provocar una deformación de los tejidos blandos, siendo necesario más de 40 minutos para una completa recuperación Las actividades diarias pueden modificar la fuerza y la longitud musculares, lo que modifica la participación relativa de agonistas y antagonistas...