Servicios para la Salud

y el Rendimiento Deportivo

Nutrilia somos una clínica donde englobamos servicios para la salud y el rendimiento deportivo. Aglutinamos múltiples servicios:

  • Nutrición clínica (dietoterapia y control de peso) y deportiva.
  • Tratamientos para reducción de grasa localizada.
  • Fisioterapia y ecografías musculoesqueléticas.
  • Estudios biomecánicos y podología.
  • Medicina deportiva y cardiología (revisiones médicas y pruebas de esfuerzo completas, ecografías cardíacas).
  • Tienda física y e-shop con el valor añadido de tener nuestra propia marca registrada.
  • Asesoramiento personalizado para competiciones (suplementación y alimentación deportiva).
  • Entrenador personal.

Equipo Nutrilia

En Nutrilia formamos un equipo multidisciplinar para poder atender cualquiera de tus demandas.

 

 

Recepción/Administración

Cardiología y medicina deportiva

Sala de espera

Prueba de esfuerzo

Hipoxia/entrenamiento en altura

Fisioterapia

Consulta de nutrición y dietética

Tratamientos para reducción de grasa localizada

Servicios

Nuestro abanico de servicios pretende que puedas disponer de todo lo que necesitas en un solo lugar.

 

Colaboradores

El equipo de colaboradores es el que hace posible que tú recibas los mejores servicios

Eva Mª Ramos

Eva Mª Ramos

Nutricionista y Tecnóloga de Alimentos

Esmeralda Pérez

Esmeralda Pérez

Enfermera

Jose Antonio Navarro

Jose Antonio Navarro

Fisioterapeuta. Fisioterapeuta deportivo y Biólogo.

Rafael Raso

Rafael Raso

Médico cardiólogo

Jorge Tercero

Graduado en Podología

Productos NUTRILIA

En NUTRILIA apostamos por nuestras propias fórmulas a la hora de ofrecerte productos de suplementación para la práctica del deporte.

Porque somos profesionales y sabemos lo que necesitas, hemos elaborado una gama de productos para que obtengas el máximo rendimiento, tanto entrenando como en competición. Continuamos probando distintas fórmulas y desarrollando nuevos productos para cubrir todas las necesidades posibles en las diferentes disciplinas deportivas, de fuerza y musculación, entrenamiento de larga distancia, etc ¡¡Consulta nuestra tienda online!!

L-Carnitina

L-Carnitina

El quemagrasas

Barritas Energéticas

Barritas Energéticas

Aporte energético delicioso

Complex Salts

Complex Salts

Sales minerales con aminoácidos


¿Qué es el dolor?

En este post vamos a hablar sobre el dolor.  En primer lugar vamos a intentar definirlo. Según Merskey & Bogduk se trata de una experiencia desagradable sensitiva y emocional asociada a un daño real o potencial de los tejidos, o descrita en términos de dicho daño. Para C. Wolf sería un mecanismo protector fisiológico clave que advierte de una lesión tisular inminente, e incluye reflejos motores y autónomos, además de la sensación desagradable que llamamos dolor. Por su parte, Lorimer Moseley lo describe como una respuesta cerebral desagradable, proyectada sobre el cuerpo virtual, en base a toda la información disponible cuando considera que hay una amenaza, y que implica una acción. Todos coinciden en que tiene que haber una experiencia negativa, si no es desagradable no hay dolor. Tenemos 4 tipos de dolor: nociceptivo, isquémico, inflamatorio y disfuncional. Vamos a resumir sus principales características: Dolor nociceptivo: Existe una relación estímulo-respuesta. Los AINES son efectivos por lo general. Tienen una distribución coherente. Su curación se produce según los mecanismos de tejidos. Localizado a la palpación. Realiza movimientos o adopta posturas antálgicos. Dolor isquémico: Aparece cuando adoptamos posturas mantenidas/inusuales. Se produce alivio con cambios de postura. Existe relación con carga de trabajo. No responde a AINES. No se asocia a un trauma evidente. Se trata de un dolor difuso. Dolor inflamatorio: Produce calor, rubor, dolor y edema. Asociado a lesión aguda. Relación íntima entre estímulo-dolor. Ritmo circadiano: dolor y rigidez AM. Inflamación neurógena. Responde bien a AINES. Hiperalgesia secundaria. Dolor disfuncional: Se mantiene tras curación de tejidos. No existe relación estímulo-respuesta. Se produce por sumación de estímulos en el tiempo. Respuestas... Leer más

Actividad física y tiroides

Las enfermedades tiroideas se detectan con una frecuencia cada vez mayor en todo el mundo, sobretodo en las mujeres. Cuando se detecta un problema de tiroides, es común que las personas afectadas sufran cambios de peso involuntarios, debilidad, cansancio y otras alteraciones que disminuyan su capacidad para ejercitarse. Aunque estés acostumbrado a realizar actividad física, es posible que en el caso de tener una alteración tiroidea, el rendimiento físico no sea el mismo o incluso pueda sentirse mal si se excede en la rutina de ejercicio. Tipos de tiroides     Hipotiroidismo: el nivel de la hormona tiroidea es bajo y como el metabolismo funciona lentamente, esto hace que se incremente de peso. El hipotiroidismo disminuye la temperatura corporal, la fuerza y la frecuencia cardíaca. Por tanto, la persona que lo padezca se sentirá cansada, fatigada y con problemas de recuperación tras hacer deporte.     Hipertiroidismo: el nivel de la hormona tiroidea es alto y por ello, quienes lo padezcan de tendrán un incremento en su frecuencia cardíaca, aumento de temperatura corporal, exceso de sudoración y taquicardias. A la hora de hacer ejercicio, se aconseja practicar de manera leve y dejar de lado las actividades aeróbicas intensas. Recomendaciones Quienes se vean afectados por el hipotiroidismo y el hipertiroidismo, deberían continuar realizando ejercicios aeróbicos moderados para obtener sus beneficios. El paciente con hipotiroidismo al hacer ejercicio disminuiría la sensación de hambre gracias a la segregación de una hormona denominada serotonina. El tipo de ejercicio que se recomienda es el aeróbico, como caminar, ciclismo, correr, natación, a una intensidad moderada, en un tiempo de 30 a 40 minutos 5 veces por semana.... Leer más

¿Afecta nuestro estado de ánimo en la salud?

Nuestro estilo de vida y forma de ver las cosas nos afecta, y mucho, en nuestra salud. Todas y cada una de las funciones básicas del organismo van a ejercer una influencia en tu estado de ánimo, y a la inversa. Todo lo que beneficie a tu estado emocional, beneficiará el físico, y todo lo que beneficie a tu estado físico lo agradecerá tu estado emocional. Para que veáis la interconexión que existe entre mente-cuerpo, ya se conoce que nuestro sistema digestivo afecta a los niveles de una hormona llamada serotonina, que regula nuestro estado de ánimo. Un nivel de estrés o exigencia máxima en el trabajo, o vida personal, hace que fabriquemos mayor cantidad de adrenalina, y ésta a su vez, provoca un aumento de pulsaciones y, por consiguiente, de la presión sanguínea. Estudios recientes en medicina preventiva, han demostrado que personas con mucho estrés son más vulnerables a padecer enfermedades como el cáncer. Ojo, no que el estrés provoque dicha enfermedad o cualquiera de los problemas nombrados anteriormente, si no que es un gran contribuyente o facilitador de provocar ciertos problemas de salud. Para que se de un cáncer o cualquier otro tipo de trastorno similar, se tienen que dar cúmulo de muchas circunstancias, es multifactorial. Pero, si bien es cierto, que el estrés y el tipo de vida que llevamos nos lleva a la aparición, cada vez con más frecuencia, de enfermedades cardiovasculares, problemas digestivos, desarreglos hormonales y cáncer, entre otros. Un estrés continuado en la vida cotidiana, gasta glucosa como moneda de intercambio rápida y eficaz, si no comemos adecuadamente (porque no tenemos tiempo para... Leer más

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar